El mejor exchange de Bitcoin para Nicaragua

Nicaragua ha tenido durante mucho tiempo, en efecto, dos economías: un segmento de exportación, que produce principalmente algodón, carne, café y azúcar, y un segmento de subsistencia, que vincula a la mayoría de los nicaragüenses, tanto urbanos como rurales, a una existencia empobrecida. Nicaragua ha sido uno de los países más pobres del hemisferio occidental, en parte debido a su enorme deuda externa, bajos ingresos per cápita, desempleo masivo y una de las distribuciones de ingresos más desiguales del mundo. Alrededor del 50% de la población vivía por debajo del umbral de pobreza. El 10% de la población con menores ingresos consumió el 1,2% del PIB, mientras que el 10% de la población con mayores ingresos consumió el 45% del PIB. En 2004, el PIB per cápita era de 2.300 dólares.

La agricultura y la silvicultura siguen siendo pilares de la economía nicaragüense, empleando alrededor del 30,5% de la fuerza laboral, pero el sector de los servicios es cada vez más importante, empleando alrededor del 52,2% de la fuerza laboral. La industria emplea al 17,3% de la mano de obra. La agricultura, la industria y los servicios representan el 20,7%, el 24,7% y el 54,6% del PIB.

Durante 1960-64, el PIB aumentó en un promedio anual del 8,1%, la tasa más alta de América Latina. El crecimiento anual osciló entre el 4-6% durante 1965-73, en gran medida debido a los precios mundiales favorables de los productos básicos nicaragüenses. El terremoto de 1972 que sacudió Managua causó pérdidas materiales estimadas en 845 millones de dólares, pero el sector agrícola quedó en gran medida indemne.

La guerra civil de finales de los años setenta perturbó la economía. La infraestructura fue destruida en la guerra y un bloqueo de EE.UU. se puso en marcha contra Nicaragua, resultando en el casi colapso de la economía. En 1978, el PIB cayó un 7,9%; y en 1979, año de la toma de posesión sandinista, un 25%. Bajo el régimen sandinista, el 80% de la economía fue nacionalizada. El gasto público masivo se tradujo en un crecimiento del PIB del 10,4% en 1980 y del 7% en 1981. Sin embargo, debido a las inundaciones de mayo de 1982, la debilidad del mercado internacional de cultivos de exportación, el colapso virtual del MCCA, la presión económica directa e indirecta del gobierno de los Estados Unidos y la perturbación por los contras, la economía sufrió una caída del PIB del 1,4% en 1982. Debido a la escasez, en 1982 se introdujo el racionamiento de jabón, harina y aceite de cocina. En 1983, los altos precios mundiales y una cosecha excepcional impulsaron el crecimiento del PIB hasta el 4,6%, pero la disminución se repitió entre 1984 y 1986. A lo largo de este período de tres años, el PIB disminuyó un 6,7%, y sobre una base per cápita, con un crecimiento demográfico promedio del 3,4% anual, la disminución fue del 16,3%. La tasa media anual de inflación entre 1980 y 1984 fue de alrededor del 35%, pero en 1985 esta inflación saltó al 219,5%. En 1986, Estados Unidos impuso un embargo comercial formal a Nicaragua, y la inflación (medida por los precios al consumidor) se disparó durante el resto de la década: 681,6% en 1986; 912% en 1987; 14.316% en 1988; 4.770% en 1989; y 12.338% en 2000.

En respuesta a la presión nacional e internacional, el régimen sandinista entabló negociaciones con la resistencia nicaragüense y acordó la celebración de elecciones en todo el país en febrero de 1990. La candidata de la Unión Nacional de la Oposición (UNO), Violeta Barrios de Chamorro, cuya campaña recibió apoyo financiero de los Estados Unidos, ganó las elecciones. Se hizo cargo de un país con una economía controlada, una inflación incontrolada y una deuda pendiente del 508% del PIB. Durante los casi siete años de mandato de la Presidenta Chamorro, su gobierno logró importantes avances hacia la consolidación de las instituciones democráticas, el avance de la reconciliación nacional, la estabilización de la economía, la privatización de las empresas estatales y la reducción de las violaciones de los derechos humanos.

Nicaragua inició reformas de libre mercado en 1991. A pesar de algunos reveses, ha hecho progresos espectaculares, privatizando 351 empresas estatales, reduciendo la inflación del 775% en 1990 al 12,4% en 1994 y al 7,3% en 1997. La deuda externa había aumentado un 638,4% al renovarse el acceso de Nicaragua a la financiación del FMI, pero en 1997 esa proporción había disminuido al 296,7% del PIB. El PIB siguió contrayéndose de 1991 a 1993, pero el crecimiento medio del PIB en el período 1994-1997 fue del 4,35%. Como resultado de la fuerte disminución de la deuda externa, la balanza por cuenta corriente del país disminuyó como porcentaje del PIB, del 60,0% en 1992 al 30,3% en 1997. Además, el déficit presupuestario del Gobierno en 1997 se situó en el 9,7% del PIB (antes de subvenciones), lo que supone una reducción considerable con respecto al 20,3% registrado en 1990. La elección de Arnoldo Alemán en 1996 sirvió para continuar las reformas sociales y económicas. (Esta tendencia se debilitó un poco cuando, en diciembre de 2002, Alemán fue acusado de desviar 100 millones de dólares de fondos estatales para su propio enriquecimiento personal y el de otros durante su mandato).

Los daños causados por el huracán Mitch en 1998 redujeron el PIB al 4% para ese año, y dispararon la inflación al 18,5%, pero la entrada de ayuda exterior y la actividad en proyectos de reconstrucción empujaron el crecimiento del PIB al 7,4% en 1999 (el más alto desde 1982), mientras que la inflación cayó a un nuevo mínimo del 7,2% a finales de año. El crecimiento continuó en 2000, con un aumento del 4,3% y una inflación del 9%. Sin embargo, en 2001, la desaceleración mundial y, en particular, la saturación del mercado del café, la sequía y la menor demanda de textiles y otros productos manufacturados de Nicaragua en los Estados Unidos, redujeron el crecimiento al 2%. La inflación se situó en el 7,3% ese año.

Entre 2001 y 2005, la tasa de crecimiento del PIB real fluctuó de un año a otro, mientras que la tasa de inflación descendió brevemente en 2002 y siguió aumentando de forma constante a lo largo de 2005. En 2002, el crecimiento del PIB real fue del 0,8% y la inflación del 3,7%. Los años 2003 y 2004 fueron testigos de un aumento tanto del crecimiento del PIB (2,3% y 5,1%, respectivamente) como de la inflación (5,3% y 8,5%, respectivamente). Se preveía que el crecimiento del PIB descendería a aproximadamente el 3,6% en 2005, y que la inflación seguiría aumentando hasta aproximadamente el 10,1%. La deuda externa fue de 4.573 millones de dólares, aproximadamente un tercio de los 12.340 millones de dólares del PIB de ese año.

Datos básicos

  • Ciudad Capital: Managua (Área Metropolitana: 1.7 millones de habitantes)
  • Ubicación y Fronteras: América Central, bordeando tanto el Mar Caribe como el Océano Pacífico Norte, entre Costa Rica y Honduras.
  • Divisiones administrativas: 15 departamentos (departamentos, singular – departamento); Boaco, Carazo, Chinandega, Chontales, Esteli, Granada, Jinotega, León, Madriz, Managua, Masaya, Matagalpa, Nueva Segovia, Río San Juan, Rivas; 2 regiones autónomas (regiones autonomistas, singular – región autonoma); Atlantico Norte, Atlantico Sur
  • Área: Total: 129.494 km2, Terreno: 120.254 km2, Agua: 9.240 km2
  • Clima: tropical en las tierras bajas, más fresco en las tierras altas
  • Población: 5,675,000
  • Tasa de crecimiento demográfico: 1.86%
  • Industrias: bebidas, procesamiento de alimentos, maquinaria y productos metálicos, textiles, ropa, productos químicos, refinación y distribución de petróleo, calzado, madera.
  • Idiomas: Español 97,5% (oficial), Miskito 1,7%, otros 0,8%.
  • Sistema de gobierno: república

Regiones de Nicaragua

Nicaragua está dividida en varias regiones según sus diferentes climas y vegetación. Por ejemplo, en la región norte del país, los viajeros experimentarán la increíble selva y los bosques nublados. Debido a los exuberantes bosques de pino, caoba y cedro, esta área es ideal para la creciente industria conocida como ecoturismo. Los visitantes pueden ir en cualquiera de las diversas caminatas y caminatas a través del bosque nublado, así como participar en los tours tales como el tour de los cigarros.

Otra de las regiones impresionantes de Guatemala es la ubicación de muchos de los volcanes, lagunas y algunas de las ciudades más importantes del país. Esta región es conocida como la región del Pacífico Central y está formada por la zona sur de la frontera de Honduras. Aquí se encuentran ciudades históricas como León, donde se puede ver la impresionante arquitectura colonial, visitar los volcanes circundantes, e incluso hacer un viaje a la destilería de ron local. Granada es otra de las ciudades históricas de esta región y ofrece a los visitantes la oportunidad de conocer una gran cantidad de historia con varios recorridos por las estructuras y edificios antiguos. El popular Montelimar es un hermoso balneario que lo convierte en otro destino popular en esta zona.

La región del Caribe es también un lugar popular para los turistas y es el hogar de Bluefields y las Islas del Maíz. Bluefields es una ciudad tranquila que no ha explotado con el turismo. Esto permite a los visitantes tener un mejor conocimiento de la cultura local. Las Islas del Maíz también ofrecen a los visitantes una relajante parada con sus hermosas playas y aguas cristalinas. Asegúrese de participar en el snorkeling en las regiones del Caribe, ya que hay muchas formaciones de coral diferentes que se pueden ver.

Finalmente, la región de San Juan incluye el área donde el Río San Juan fluye desde el Lago de Nicaragua hasta el Mar Caribe. Esta área está llena de belleza natural y varias reservas protegidas. Esta región está completamente compuesta de selva tropical y es el hogar de una biodiversidad muy rica.

La superficie total de Nicaragua es de aproximadamente 13 millones de hectáreas, de las cuales el 22% han sido declaradas protegidas. Este porcentaje es mucho mayor que el promedio de sólo el 9% en otros países centroamericanos. De sus 88 áreas protegidas diferentes, hay 320.000 hectáreas de parques nacionales y casi 600.000 hectáreas atribuidas a monumentos naturales y paisajes marinos. Además, Nicaragua alberga 8 humedales únicos de importancia internacional y una reserva de biosfera.

Nicaragua también es rica en biodiversidad de flora y fauna. Hay casi 7.600 plantas superiores diferentes repartidas por todo el país. En cuanto a la fauna, Nicaragua también alberga unas 200 especies de mamíferos, así como 215 especies de aves diferentes. Finalmente, Nicaragua tiene dentro de sus fronteras cerca de 500 especies diferentes de otros animales incluyendo reptiles, anfibios y peces.